Cuba

Los inconformes

Por Teresa Valenzuela

http://panoramacubano.bloguea.cu/

Conozco a alguien  que tiene un apartamento confortable, una computadora para trabajar desde la casa, un carro, una familia que lo quiere, y, sin embargo, se siente inconforme ya que considera que tiene aún muchas necesidades que cubrir.

Existe mucha gente así,  que, no obstante tener garantizados bienes materiales que le dan confort, y prosperidad necesitan mucho más.

Según sus palabras le urge un apartamento más amplio en un lugar  céntrico, , otra computadora pues la suya está muy lenta, y alguien que le ayude en las labores de la casa, ya que no puede solo con todo.

Sin darse cuenta,  comete el error de no ponerse a pensar en otras cosas que posee, y que si son importantes  como es la familia, cada nieto encaminado en la vida, los hijos con sus trabajos,  los amigos a su lado siempre cuando los necesita y, sobre todo, que pese a tener siete décadas de vida posee un validismo total físico y mental.

Me faltó mencionar algo muy importante que no es suficiente para las personas  con infinitos deseos de tener, y  es la posibilidad que tienen de disfrutar de la naturaleza y otras cuestiones como son las artes y sus diferentes manifestaciones, así como, leer un buen libro, que aunque se mencionó de último, no deja de estar entre los más importantes placeres que enriquece el espíritu.

Los inconformes al igual que el resto de las personas saludables, son ricos, y no se percatan, aunque cuentan  con beneficios que no los pueden pagar la mayor riqueza del mundo.

¿Qué sucede entonces, si se trata de personas, muchas cultas y a la vez inteligentes? ¿Por qué  realizar tan pobre análisis de sus posesiones y afirman que aún necesitan muchas otras cosas?

Es muy sencillo: su cotidianidad no les deja ver la maravilla de vida que tienen. Lo cierto es que cuando se den cuenta y miren a su alrededor, ya será demasiado tarde para que realicen el balance.

Acerca de jmanuelr

Universidad de Sancti Spíritus ¨José Martí Pérez¨

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *