Cuba

Cuba “disidentes”: ¿Cesantes los criados?

Escrito por  Nicanor León Cotayo

cubasi.cu

La mecenaria Berta Soler, al centro, junto a personajes de la mafia anticubana de Miami
La Associated Press (AP) comentó que esos pequeños grupos “se sienten marginados” del acercamiento cubano-estadounidense.

Así lo escribió este jueves desde La Habana con la firma de dos de sus periodistas, la corresponsal Andrea Rodríguez y Peter Orsi.
Según ellos, la “disidencia” local fue ignorada a partir del momento en que Cuba y Estados Unidos iniciaron un deshielo en sus relaciones.
Agregaron que ya políticos de Washington viajaron a territorios turísticos, hablaron con pequeños empresarios e intercambiaron con funcionarios oficiales sobre un eventual cese del “embargo”.
Pero, llamaron la atención, casi no hubo relaciones con los disidentes que alguna vez fueron el centro de la política estadounidense hacia su vecino.
Según entrevistados que cita AP, desde febrero más de 20 integrantes de su Capitolio llegaron a La Habana.
A renglón seguido añade, y no se vieron con los grupos de oposición, tal y como sucedía antes.
Indignada, la jefa de un grupo de las tituladas Damas de Blanco, Berta Soler, con su habitual lenguaje rústico atacó a Washington.
“Lo único que quieren es abrir negocios, embajada”, “cada vez que venía alguien de Estados Unidos, de alto nivel, se reunía con opositores”.
Después opinó con extremo tono de amargura: …”y esto no está sucediendo”.
Los periodistas Rodríguez y Orsi afirmaron que el actual acercamiento con Cuba es una vía más inteligente para estimular allí el pluripartidismo y otras reformas.
Desde su punto de vista, llegó la hora de convencer a los funcionarios cubanos sobre la necesidad de abrir su sistema político y aliviar el control de la economía.
¿Para? Con un todavía poderoso vecino del norte que nunca ha ocultado su intención de poseer a Cuba y montañas de dinero sancionadas en su Congreso enfilados a matar la Revolución, no es difícil saber cuál es el  propósito.
Esto, sentenció la Associated Press, hizo que los “disidentes” se sintieran marginados cuando este lunes reabrieron las embajadas de Cuba y Estados Unidos.
Y es que su falta de seriedad llega demasiado lejos, como revela hasta la AP.
Muchos disidentes, -asevera esta última- reciben apoyo de grupos anticastristas anclados en Miami, pero no así en la isla, porque “numerosos cubanos piensan que su único interés es ganar dinero y visas para ir a Estados Unidos”.
Nadie puede asegurar que ha desaparecido esa plaga, pero sí corrobora una frase repetida a lo largo del tiempo:
“Roma paga a los traidores, pero luego los desprecia”.

Acerca de jmanuelr

Universidad de Sancti Spíritus ¨José Martí Pérez¨

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *