Ajiaco

La química del amor, ¿una cuestión de flechas o de fechas?

Yulia Fernández Sánchez
https://actualidad.rt.com/opinion

Datos curiosos sobre el amor.

  1. No es un pan de mantequilla, pero engorda

Cuando estamos felizmente enamorados, parece que, además de besos, abrazos y cariño, también podemos obtener más calorías. Al menos así lo asegura un estudio llevado a cabo por la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad.

El 73,4% de los entrevistados cree que el sobrepeso es uno de los factores  importantes que hay que controlar mientras uno está buscando pareja. Sin embargo, una vez consolidada la relación, se puede ganar hasta 4,5 kilos de media. Entre los motivos principales que, según los científicos, influyen en el aumento de peso ‘post pareja’ destacan las discusiones, que generan ansiedad, la actitud acomodaticia que, tras varios años de relación, nos puede llevar al descuido de la línea y, por último, el deseo de formar una familia y los consiguientes embarazos aparejados a una sustancial subida de peso a menudo difícilmente reversible.

  1. El desamor no es solo una metáfora

La ruptura, el divorcio o la pérdida de un ser querido conllevan un estrés físico y emocional muy fuerte capaz de causar dolores físicos reales en el área del corazón. Se trata del ‘síndrome del corazón roto’ llamado en medicina *cardiomiopatía de Takotsubo. Según un estudio publicado por American Journal of Cardiology, una fuerte angustia emocional va asociada a un considerado aumento de las hormonas relacionadas con el estrés, debido a lo cual, el músculo cardíaco se resiente y debilita, provocando fuertes dolores en el pecho y, ocasionalmente, falta de aliento. Sin embargo, esta condición médica es temporal, no deja secuelas y tiende a afectar en mayor medida al género femenino.

  1. ¿Es posible no enamorarse nunca?

A nivel hormonal el amor es resultado de un complejo proceso bioquímico, el amor libera oxitocina, la hormona responsable de que amemos y seamos fieles o amables; dopamina, relacionada con el placer, y también serotonina, el neurotransmisor de la felicidad. Las personas que afirman no haber estado nunca enamoradas podrían padecer de hipopituitarismo, una extraña enfermedad que limita la capacidad de amar, debido normalmente a la disminución de oxitocina y dopamina, hormonassegregadas por la glándula hipófisis y responsables del amor.

  1. Las mariposas en el estómago sí son reales

Cuando nos enamoramos de alguien es muy difícil evitar que miles de mariposas inunden nuestro estómago, hecho que tiene una explicación científica muy sencilla.

Si sentimos atracción por una persona, experimentamos un especie de estrés, al que nos referimos como ‘mariposas’, que obliga al estómago, cubierto de unos 100 millones de conexiones neuronales, a segregar adrenalina para mitigarlo.

  1. Teoría triangular del amor

El psicólogo estadounidense Robert Sternberg ha desarrollado la fórmula del amor perfecto que, según él, consta de solo tres componentes: intimidad, pasión y compromiso. En caso de que falte uno de los tres, estaríamos ante distintos tipos de amor: amor romántico = pasión + intimidad; amor compañero = intimidad + compromiso; amor fatuo = pasión + compromiso.

  1. Neutraliza la borrachera*

Un grupo de investigadores australianos de la Universidad de Sydney y de la Universidad de Regensburg han descubierto que la oxitocina —conocida como la ‘hormona del amor’— es capaz de paliar los efectos nocivos de las bebidas alcohólicas. Según el estudio, realizado con roedores, una mayor producción de hormonas impide que el alcohol actúe en las zonas del cerebro vinculadas al efecto de la intoxicación.

Estos son algunos de los datos científicos relacionados con el amor que nos invitan a reflexionar sobre la naturaleza de este complicado sentimiento. ¡Qué las mariposas nunca abandonen tu estómago!

Acerca de jmanuelr

Universidad de Sancti Spíritus ¨José Martí Pérez¨

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *