Cuba

En Cuba: Discriminada por el color de su piel

El chofer del carro rojo, al centro de la foto, con matrícula P158682 obligó a una pasajera a abandonar el vehículo por ser negra. Foto: Cortesía de la remitente   […]

El chofer del carro rojo, al centro de la foto, con matrícula P158682 obligó a una pasajera a abandonar el vehículo por ser negra. Foto: Cortesía de la remitente

 

por Ariadna Pérez Valdés
http://www.trabajadores.cu/20170702/discriminada-color-piel/

La joven artemiseña Yanay Aguirre Calderín, estudiante de sexto año de
la carrera de Derecho, en la Universidad de La Habana, fue víctima de un
penoso suceso protagonizado por un chofer de almendrón, porque usar la
palabra taxista podría ofender a quienes hace pocos días celebraron el
día del trabajador del transporte. Relata en su misiva que estaba
apurada y tomó un carro particular en la avenida 41, en el municipio
capitalino de Marianao, para dirigirse hacia la parada del ómnibus P10.

Al montarse le comentó al conductor que iba hasta la otra parada, muy
cercana al Instituto Cubano de Oftalmología Ramón Pando Ferrer, pero
luego le rectificó que se quedaría más adelante, en la calle 70, pues
vio que se encaminaba hacia la avenida 31. Para su disgusto, el
conductor reaccionó de forma descompuesta y muy violenta ante ese cambio
de destino. Y comenzó a vociferar que “cada vez que se montaba un negro
en su carro era lo mismo y que por eso no los soportaba”.

En el acto Yanay le espetó que era una falta de respeto proferir
semejante ofensa discriminatoria. La respuesta del “botero” no se hizo
esperar… Repitió su discurso y agregó que no era un delito y lo gritaría
en cualquier instancia. Frenó el auto y le ordenó bajarse, sin haber
llegado al lugar deseado, no sin antes acotar que en su carro no quería
negros. La remitente al bajarse atinó a tomar una fotografía del auto
(un almendrón rojo) con su celular y anotó el número de la matrícula
P158682.

“Conductas así contradicen lo refrendado en nuestra Constitución y
violentan los principios éticos de la Revolución, explica. Además, la
agresividad racial e insolencia pública de la que fui objeto sí está
tipificada en el Código Penal, como delito contra el derecho de
igualdad”, acota.

Con razón a la joven le preocupa que actuaciones como esas queden
impunes o se repitan, “desluciendo el buen comportamiento y proceder de
los ciudadanos”. Ella espera que este hecho sea analizado y se adopten
medidas.

No basta con el repudio
http://www.trabajadores.cu/20170709/no-basta-repudio/

Al ciudadano le satisface y da seguridad el respaldo legal, pero si
además tiene el apoyo generalizado de sus congéneres, el beneplácito
adquiere connotación inimaginable.

La denuncia por discriminación racial de la joven Yanay publicada
el pasado lunes en esta sección ha recibido decenas de comentarios en la
web y las redes sociales de *Trabajadores*, así como en su sección Buzón
abierto, adonde también llegaron llamadas repudiando una actitud y
comportamiento imperdonables y repelidos en cualquier parte del mundo.

Siempre pensamos dar seguimiento al caso y quiénes mejor para esclarecer
y ofrecer una información preliminar que expertos de la Fiscalía General
de la República (FGR), representada en los fiscales Rafael Ángel Soler
López, jefe de la Dirección de Atención a la Ciudadanía de ese órgano, y
Elizabeth Sosa Prego, especialista en la propia Dirección.

Cuba es un mosaico de razas

En Cuba no hace falta una ley contra el racismo porque existen normas
jurídicas como la Constitución de la República y el Código Penal, que
tienen artículos relacionados con la proscripción de la discriminación
por raza, sexo y género, y refrendan el derecho de todo ciudadano a la
igualdad, precisó el fiscal Soler López.

Las leyes de un país —indicó—, deben parecerse a su sociedad, y las que
tenemos hoy son proporcionales a nuestra tranquilidad ciudadana, y
constituyen herramientas eficaces y eficientes, lo que hace falta es que
se cumplan.

El jefe de la Dirección de Atención a la Ciudadanía de la FGR refirió
que en esta institución se han recibido llamadas indagando sobre las
consecuencias del hecho, que calificó como un delito punible, tanto
desde el punto de vista legal como moral.

Esta nación es un mosaico de razas, de indígenas, africanos, españoles y
chinos, y no es saludable, ni ético, que ocurran muestras de esa índole,
contra las que debe haber una respuesta enérgica, subrayó.

Por su parte, la fiscal Sosa Prego puntualizó que el Código de Trabajo
resulta otra norma legal en la cual queda refrendado que el Estado se
esfuerza por crear todas las condiciones que propicien la realización
del principio de igualdad.

Y enfatizó en esa condición, pues el delito por el que se impugna al
chofer va más allá de la raza, en tanto abarca el precepto de equidad y
justicia para el ciudadano. Agregó que la Mayor de las Antillas está
suscrita a convenciones internacionales en contra de todo tipo de
discriminación y en correspondencia ha atemperado sus ordenanzas
jurídicas respecto al tema.

Cortar las alas*

Sobre si prosperará o no la denuncia, el fiscal Soler López aclaró que
no se puede anticipar cuál será el final del proceso. Podemos
asegurarles —dijo—, que la FGR, de conjunto con los organismos
especializados, se encuentra investigando para poder probar el ilícito
penal ante los tribunales. Entre tanto, el chofer está detenido.

Asimismo, la fiscal Sosa Prego destacó que la calificación del delito es
provisional, pues puede variar en correspondencia con el resultado de
las pesquisas.

Defendemos nuestros valores

Ambos fiscales significaron que no se está defendiendo solo a Yanay,
sino a nuestra sociedad y los valores por los que siempre hemos luchado.
Sobre los procedimientos que debe seguir la persona para denunciar lo
que considera ha lacerado o violado sus derechos, manifestaron que la
primera instancia es la Policía Nacional Revolucionaria (PNR), lo cual
no limita que lo haga en la Fiscalía, la cual tiene la obligación de dar
cuenta a los primeros cuando se trate de un trámite de acción penal como
el evento que nos ocupa.

El ciudadano perjudicado tiene que saber que para cada tipo de delito
existen las vías legales con vistas a encauzar su reclamación, y el
delincuente, que hay un marco sancionador para castigar su violación,
concluyeron.

Acerca de jmanuelr

Universidad de Sancti Spíritus ¨José Martí Pérez¨

1 Comentario

  1. luis alberto

    que se la apliquen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *