Ajiaco

LIBERTAD DE EXPRESIÓN EN ESTADOS UNIDOS. NO ME PARECE.

Por jmanuelr Con información de: https://heraldocubano.wordpress.com/author/heraldocubano/ Aunque siempre en política existido, hoy más que nunca los poderosos te señalan con su dedo acusatorio intentando mostrarte culpable, con el único fin […]

Por jmanuelr
Con información de: https://heraldocubano.wordpress.com/author/heraldocubano/

Aunque siempre en política existido, hoy más que nunca los poderosos te señalan con su dedo acusatorio intentando mostrarte culpable, con el único fin de esconder sus propios errores y delitos, muchas veces más grabes de los que te achacan.  El ejemplo más vivo de lo anteriormente expuesto es el caso de Cuba y Estados Unidos, durante años funcionarios de todos los niveles y de todos los gobiernos del vecino norteño nos han acusado de restringir al máximo la libertad de expresión, ejemplos de que ellos sin tienen mano dura con este tema se podrían citar muchos, pero vamos a referirnos a uno muy reciente y que tiene a una buena parte de los que de verdad gobiernan en ese país muy preocupados.

Hablemos entonces de la joven Emma González, que vio morir a sus compañeros a manos de un tirador y ahora exige, junto a miles de jóvenes, que se prohíba la venta de armas de combate para que no se repitan esos crímenes.

Con palabras claras y precisas, salidas de su corazón, Emma pronuncio un encendido discurso que asustó a los ultraderechistas estadounidenses, por considerarla un peligro potencial debido a su liderazgo natural.

Pero si el discurso causo preocupación, su ropa extendió un manto de terror entre el ala conservadora yanqui, una chaqueta verde olivo con una bandera cubana, símbolos satanizados en el país de la democracia y la libertad, por recordarles el uniforme de Fidel Castro, espina que Washington no ha podido sacarse.

De inmediato y como sucede con frecuencia, lo primero es denigrar al que se quiere sacar de en medio, así surgieron los ataques contra la joven norteamericana de padre cubano. El primero fue contra su orientación sexual, seguido del calificativo preconcebido de tener ideas comunistas.

Emma, al igual que el resto de sus compañeros, solo pide cambios legislativos para que exista un mayor control sobre las armas y se pueda vivir con menos preocupaciones al respecto.

Pero nada de eso preocupa a los se llenan los bolsillos con las ventas de armas, la vida de esos jóvenes no es lo primordial, sino el dinero, por eso se oponen a cualquier cambio legal que los afecte, y aquellos que reciben apoyo financiero para sus campañas electorales, como el senador Marco Rubio, hacen silencio cómplice.

Con el propósito de alejar a sus seguidores y de camino crucificar a Emma, iniciaron rápidamente una campaña mediática vinculándola a las ideas de Fidel y Raúl.

Los tanques pensantes se devanan los sesos buscando la forma de fabricar lideres juveniles dentro de Cuba, con el fin de que puedan tener el apoyo de sus compañeros a una oposición a la Revolución, pero en Estados Unidos le temen al surgimiento de líderes que exijan cambios a favor de los desposeídos.

Tal ha sido la persecución contra la joven, que se vio obligada a declarar públicamente que es bisexual, algo muy íntimo.  Ahora es perseguida de forma implacable, con el objetivo de conformarle una imagen negativa.

Una prueba más de la falta de libertades que padecen los ciudadanos estadounidenses, fueron las múltiples críticas que recibió la cantante cubana, naturalizada norteamericana, Gloria Estefan, solo por apoyar a la joven Emma González, en sus reclamos de mayores restricciones a las armas de fuego en EE.UU.

Para tener una idea de los padecimientos de aquellos que dicen lo que sienten, creyéndose que en Estados Unidos hay realmente libertad, basta con exponer lo que le han dicho a Gloria Estefan en las redes sociales: “Dedícate a cantar en vez de apoyar a una comunista”.

No importa que ella apoye la política contra Cuba, ni que cantara ante el asesino terrorista Luis Posada Carriles, porque cuando hay que cerrar filas ante el peligro de que surja una líder negativa, se hace sin compasión.

EE.UU. nadie tiene derecho a pensar diferente porque no existe la libertad para ello.

Acerca de jmanuelr

Universidad de Sancti Spíritus ¨José Martí Pérez¨

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *