Cuba

El reggaetón(cubano) y sus frases “ilustres” (I y II)

Tomado de. Cuba X Dentro Por: Ailén Rivero Mi mamá me pregunta sobre las letras de reggaetón, dice que no entiende nada, solo palabras sueltas, a veces… Yo se las […]

Tomado de. Cuba X Dentro
Por: Ailén Rivero

Mi mamá me pregunta sobre las letras de reggaetón, dice que no entiende nada, solo palabras sueltas, a veces…

Yo se las canto y casi siempre sigue sin entender y ahí es cuando hago función de diccionario de la cultura popular y le traduzco. Y sigue sin entender.

No creo que el reggaetón sea malo. A mí, incluso, me gusta. El reggaetón es muy amplio, como todos los géneros. Hay buenas y malas canciones, ritmos pegajosos y exageradamente repetitivos. Frases muy ingeniosas, y también frases sin sentido. Como imagino que para el que escribió las últimas, sí tengan sentido, las llamaré “frases raras”.

Yo las colecciono, aquí te propongo un top de las más espectacularmente “raras” de todas las que he escuchado. Seguro te sabes otras, ¡compártelas para agregarlas a mi lista personal por favor! Empezaré entonces con la primera que me viene a la cabeza:

“YO NUNCA ME PERDÍ, AHORA FUE QUE ME ENCONTRÉ” . Sin dudas un clásico de los clásicos. Todos cantamos, y seguimos cantando con Jacob Forever Hasta que se seque el malecón, incluso esta frase pegajosa que se repite en el estribillo y da nombre a la canción es ya un dicho popular entre los cubanos (hasta mi mamá la dice). Pero todo el mundo se ha preguntado, al menos una vez en la vida, que quiso decir el autor con eso de que “nunca se perdió, ahora fue que se encontró”. Quizás la carga filosófica implícita en esta oración esté cerca de una nueva teoría de la relatividad… Por cierto, el malecón en sí viene siendo el muro, no? Y el muro se puede secar en cualquier momento, avísenle a Jacob…

Ahora cambiamos y nos vamos hasta El Chakal, ese multifacético artista cubano que canta reggaetón pero si quieres también puede ser tu Chakal de la Bachata. Puede asegurarte que te va a “meter bien bruto”, pero al minuto siguiente si quieres, se pone romántico, y a romántico no le gana nadie. El tema ‘’El Reloj”, junto a Waldo Mendoza, por ejemplo, fue tarareado por personas de todas las generaciones que, conociendo o no las otras facetas más rudas de El Chakal, apostaron por enamorarse con esta. “Tengo un reloj, está muy viejo pero todavía funciona, se atrasa a veces pero siempre da la hora, tiene problemas para andar…”. ¿Bonito verdad? Pero qué pasa cuando sigue diciendo “Tic Tac Tic Tac Tic Tac pero sonríe, sonríe y se emociona”…?!

Me preocupa que la onomatopeya y la metáfora de un reloj sonriéndose y emocionándose pueda suscitar problemas de derecho de autor con el tema de Arcoíris Musical: “Tic tac tic tac hace el reloj, llegó la hora de cantar, tic tac tic tac va a comenzar arcoíris musical”. Pero te confundes si crees que El Chakal se queda en lo romántico o en el reggaetón.

Si Jacob te perdió encontrándose a sí mismo sin nunca haberse perdido, El Chakal afirma que es más yuma que los yuma. Vi a mi mejor amiga quedarse quieta un instante con la vista perdida y decirme “entonces, ¿qué es ser yuma?”…Y yo entonces pensar: ¿quiénes somos?, ¿de dónde venimos?… ¿y por qué una foto sin flash no puede ser foto? No pretendo ensañarme con el Chakal, pero es el costo de estar tan pega’o, de oírlo en cada fiesta, conocer todas sus letras y terminar analizándolas. En un tema afirma que prefiere que le sean infiel, pero no por Instagram; pero ¿cómo no le va a ser infiel después de haberle dicho, junto a Descemer Bueno y Jorge Villamizar, que la quiere como la calle quiere al contén…? Quizás para enamorar debió hacer como Jacob, ir al seguro y recurrir a la libreta de versos de la Primaria para decir: “NO PIENSES QUE TE AMO, PORQUE EN REALIDAD TE AMO MÁS DE LO QUE PIENSAS” .

Chocolate, el autoproclamado “Rey de los Reparteros”, no podía quedarse fuera de este top. Confieso que con él me pasa como a mi mamá, no entiendo casi nada. Básicamente en todas sus canciones lo que escucho es (y lo traduzco para no parecer obscena) “órgano genital femenino”, “órgano genital masculino”.

Pero en la tiradera para Yomil, junto a Jorge Junior, (cuyo nombre no puede repetir para no parecer vulgar), le asegura a su contrincante “HE VENIDO A CONCINARTE, VOY A HACERTE SUSHI”. El punto del sushi no es que es base de pescado crudo, *entiéndase crudo por no-cocinado. Que Yomil se quede tranquilo, al parecer todo era una broma. Yo sé que Chocolate anda por la calle sin pi…, pero debería tener más cuidado con estas frases que pueden suscitar malentendidos.

No vaya a pasar que, como el mismo Choco dijo, ante una de estas tiraderas alguien vaya a caer en la confusión de creer que es una Mc Donall y, en realidad, sea un pan con croqueta…, o viceversa o reversible. Otra que me encanta, y no puedo dejar de mencionar (perdóname Chakal) es esa que decía, junto a la Charanga Habanera en aquel remix de Fórmula Quinta: “PA QUE DECIRLO EN INGLÉS, MEJOR SUÉLTALO EN EL ESPAÑOL: HELLO”.

Estas confusiones son normales cuando sabes más de un idioma, ¡a mí también me pasa! Termino con El Coquito y El Negrito, para estar en la pista en este subgénero del Radamorfa donde mi mamá ni con clouse catión se entera de nada. En medio de Palito presidiario (órgano genital masculino que ha cumplido condena en cárcel) escuchamos: ‘’VÍRATE DE FRENTE QUE VENGO POR DETRÁS”. Y yo que no sé diferenciar la derecha de la izquierda, cuando oí esto ni quise meterle cabeza. Mejor que me avisen cuando lleguen y ya.

El reggaetón(cubano) y sus frases “ilustres” (II)

Tomado de. Cuba X Dentro
Por: Ailén Rivero

Cuando escuché el Guachineo por primera vez, allá por mis años de Preuniversitario, no imaginé qué tan lejos llegaría ese nuevo tipo de reggaetón, ni que terminaría consolidándose como un género en sí mismo: EL RADAMORFA.

El Chocolate de aquellos años, siempre con un bolso colgado de lado, muy parecido al que muchos de mis compañeros usaban para la escuela, se acercaba en su aspecto de muchachito de barrio a mi contexto escolar. Por esos años aún no se había autoproclamado “rey de los reparteros”, ni heredero al trono (a su propio trono). Pero pasó el tiempo y andábamos guachineando con la punta del pie, luego no pasó el P2, no pasó el P9 y lo cogimos suave porque aquello no era un campismo… Y empezaron a separarse las tendencias dentro de los que bailaban reaggaeton, es decir, todos.

Muchos de mis compañeros de aula se hicieron el Yonqui, y/o se fueron con el bolso de lado de Chocolate hasta para dormir. A estas alturas ya Chocolate nos ha explicado los orígenes de lo que hoy es el Radamorfa actual, quien fue el culpable de todo. Y ahí está el nombre de Elvis, el gran Elvis, pero no aquel, sino este: Elvis Manuel.

Terminando la Primaria había conocido del profundo compromiso social de su música, su cercanía al pueblo, a la gente común: tanto así que le había regalado un tema (uno de los más famosos de su corta pero prolífera carrera), aquel dedicada a los obreros del CUPET, que los llamaba al trabajo y a no caer en distracciones y decía: “sigue sacando petróleo y olvídate de tu novio”, Elvis Manuel no vivió lo suficiente para saber cuánto influiría su música en los reguetoneros del futuro. Como una premonición de su fin, después que la mulata se lo aplicara, se la aplicó la vida. Pero Elvis no podría predecir que aquella corona que para algunos tuvo, sería heredada por Chocolate. Y este a su vez, sin quererlo, se multiplicaría en otros seguidores del Morfa, y que cada vez serían más.

Al pobre Harrison muchos lo siguen confundiendo, solo por cantar igual, tener el mismo ritmo y básicamente usar las mismas 5 palabras, ¡solo por eso!, muchos los siguen confundiendo con el Choco. Y la confusión sigue hasta llegar al Kokito y el Negrito y Manu Manu, los más jóvenes en el género pero no de los menos populares.

Con el palito presidiario, quiero decir, PRESIDARIO, se pegaron, aunque muchos siguieran pensando que esta secuela del Palón Divino pertenecía a Chocolate. “Chocolate está bravo, ¿qué tendrá Chocolate?, los suspiros se escapan de su boca de fresa, que ha perdido la risa, que ha perdido el color…”, se hubiera preguntado Rubén Darío si hubiera visto una directa del Choco. Porque quizás Rubén Darío no conoció de las licencias poéticas de hoy día en el mundo de la música urbana, donde el derecho de autor no tiene cabida y Chocolate está bravo porque no licenció a tiempo la célebre frase, la frase del momento: “con maldad”. Y ante una frase de altura tal, todos se la han querido copiar sin piedad en sus canciones, y los últimos 10 hits del año lo fueron en parte porque dijeron en alguno de los 3 minutos de la canción al menos 33 veces la frase: “con maldad”.

Pero, ¿qué les puedo decir? Sería una envidiosa si solo me hiciera eco de críticas, ¡¿qué les puedo decir si hasta Santa Claus anda bailando, quiero decir, guarachando con el morfa?! ¡Qué clase ‘e candela, qué clase ‘e candela queridos amiguitos! No me lo van a creer pero ay yo soñé con radamorfa, cuando pasó un bicitaxi por mi ventana y como si fuera mi marido y yo su mujer me gritó desde su bocina que espera que su sueño se le haga realidad. Ojalá el mío no.

Acerca de jmanuelr

Universidad de Sancti Spíritus ¨José Martí Pérez¨

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *